IVA y Transporte incluido

Historia de la familia Viyuela

Os contamos la historia de una familia de viticultores que creó su propia bodega, después de generaciones dedicadas al cultivo de la vid.

Hace varias décadas en Boada de Roa, en un pequeño pueblo de la región vinícola Ribera del Duero, la familia Viyuela cultivaba viñedos desde hace generaciones. A lo largo del tiempo, habían adquirido un amplio conocimiento sobre el terroir de la zona, las variedades de uva que mejor se adaptaban y las técnicas de vinificación.

Gabriela Viyuela, siempre soñó con crear sus propios vinos y llevar el nombre de su familia más allá de las fronteras del pueblo, por lo que en un momento de su vida, ya viuda, transmitió este sueño a sus hijos para que el día de mañana lo hicieran realidad.

Con mucho esfuerzo y dedicación, los hermanos Viyuela encontraron un terreno adecuado para establecer su bodega. Encontraron un hermoso viñedo en una ladera soleada, con suelos ricos y un microclima ideal para el cultivo de la vid. Compraron la finca y comenzaron a trabajar en la construcción de su bodega.

Algunos se encargaron de la parte técnica y enológica, mientras que que otros de la promoción y comercialización de los vinos. Juntos, eligieron cuidadosamente las uvas que cultivarían, centrándose en la variedad tempranillo, la más autóctona de la región para expresar el carácter local en sus vinos.

A lo largo de los años, la familia Viyuela aprendió de las experiencias y los desafíos que enfrentaron. Trabajaron arduamente en el viñedo, cuidando cada cepa con esmero y aplicando prácticas sostenibles. En la bodega, perfeccionaron su proceso de vinificación, experimentando con diferentes técnicas para resaltar las características únicas de sus uvas.

Poco a poco, los vinos de la familia Viyuela han ido ganando reconocimiento y se hicieron populares. Las personas comenzaron a apreciar la calidad, la autenticidad y la pasión que se reflejaban en cada botella. Los vinos de la bodega familiar se convirtieron en un símbolo de tradición y excelencia.

Con el paso del tiempo, la familia Viyuela no solo comercializó los vinos en el territorio nacional sino que expandió su negocio y comenzó a exportar sus vinos a otros países. Participaron en ferias y eventos internacionales, donde compartieron su historia y sus vinos con entusiastas y expertos del mundo del vino.

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart
No hay productos en el carrito.